Cada año desde 1994, el 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Este día marca la primera reunión del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos en 1982.

 

Hay más de 370 millones de indígenas en el mundo, lo que representa alrededor del 5% de la población mundial. Estos pueblos suponen más de la mitad de la diversidad cultural del mundo, pero también el 15% de los más marginados. Muchos de ellos sufren pobreza extrema y, a menudo, se ven violados sus derechos.

El objetivo de este día es fortalecer la cooperación internacional para resolver los problemas a los que se enfrentan los indígenas, así como el reconocer y proteger sus derechos, el medio ambiente, el desarrollo, la educación y la salud.

La pérdida de tierras y recursos ha obligado a muchos pueblos indígenas a emigrar a las zonas urbanas para encontrar mejores condiciones de vida. Estas migraciones no solo se deben a la persecución y los conflictos, sino también a los efectos del cambio climático. Y al alejarse de sus tierras, también se están alejando de sus costumbres y tradiciones ancestrales. Hoy en día, en América Latina, casi el 40% de los pueblos indígenas viven en zonas urbanas. En las ciudades, sin embargo, a menudo son víctimas de discriminación e injusticia. A pesar de los importantes avances logrados en los últimos años, el reconocimiento oficial de los derechos de los pueblos indígenas y la aplicación de soluciones adecuadas siguen siendo importantes desafíos globales.

 

Pueblos indígenas Masai - Moneytrans Blog

 

Algunos testimonios

 

El pueblo indígena Munduruku de Brasil

Hay varios proyectos de embalses planeados en el Amazonas. Sin embargo, estos embalses destructivos harían desaparecer las condiciones de vida, las culturas y los medios de subsistencia de muchas personas, incluso hasta el punto de obligarlas a abandonar sus casas.

Esta es la realidad del pueblo indígena de Munduruku. Su jefe, Arnaldo Kabá Munduruku, lucha diariamente por el respeto de los derechos de su gente y por la delimitación oficial de sus tierras ancestrales de parte del gobierno de Brasil, algo que pondría fin a los proyectos de presas.

El río y el bosque nos dan todo lo que necesitamos. Nos traen comida, agua y medicinas. Si construyen esta presa, destruirán el río y, con él, a mi gente y a mi cultura. El futuro de nuestros niños está amenazado por la codicia de las industrias y los gobiernos. El bosque también es importante para los pueblos del mundo: pertenece a todos. – Arnaldo Kabá Munduruku, jefe del pueblo indígena Munduruku.

 

La población Cree en Canadá

Para garantizar la sostenibilidad de su modelo económico actual, Canadá debe permitir el despojo de las tierras de los pueblos indígenas y la explotación de sus recursos naturales, que se venderán a los mejores postores de los mercados internacionales.

En la provincia septentrional de Manitoba, Clayton Thomas-Müller, miembro de la Primera Nación Mathias Colomb Cree, defiende el derecho de las comunidades aborígenes a la autodeterminación y la justicia ambiental:

Aquí en nuestra tierra estamos particularmente afectados por los impactos de las industrias de explotación, pero también por los efectos del cambio climático resultante de las actividades de estas industrias. Es nuestro deber no explotar estos recursos fósiles: ¡nuestra región es la segunda mayor reserva de carbono del planeta! Si el desarrollo de las arenas petrolíferas continúa, el futuro de la humanidad está en peligro. – Clayton Thomas-Müller, miembro del pueblo Cree.

 

indigenous-peoples-moneytrans-blog

 

La población pigmea y de Mbororos en Camerún

En Camerún, los pueblos indígenas pigmeos y de Mbororos ocupan las partes septentrionales, la región del Noroeste y la selva del Sur. En cifras, hay unos 100.000 pigmeos de diferentes tribus (Baka, Bakouela, etc.) y unos 40.000 de Mbororos, ¡un pueblo nómada que ama las zonas montañosas!

Para las autoridades camerunesas, el desafío consiste en garantizarles el acceso a la educación y a la escolarización. Los mayores desafíos fueron la sedentarización del pueblo de Mbororos y los tradicionales tatuajes de la población pigmea, que los llevó a rechazar la educación.

En 2016, el Ministro de Asuntos Sociales de Camerún inició una serie de actividades dedicadas a fortalecer el acceso de los pueblos indígenas a la educación.

 

¿Cómo podemos apoyar a la población indígena?

Como dice Nelson Mandela: «Juntos trabajaremos para apoyar el coraje donde hay miedo, fomentar el acuerdo donde hay conflicto, e inspirar esperanza donde hay desesperación».

La solidaridad se logra de muchas maneras: buscando información, haciendo circular el mensaje, enviando mensajes de apoyo, presionando a la industria y a los gobiernos, o ¡participando en acciones concretas!

La educación, el desarrollo y la promoción de la igualdad de los derechos humanos contribuyen a la reducción de la pobreza. ¡Tú también puedes hacer algo!

¡DESCUBRE NUESTROS PROYECTOS! 

#MakingPeopleSmile #WeAreIndigenous

 


En Moneytrans creemos firmemente en una sociedad inclusiva e igualitaria. Estamos orgullosos de poder permitiros ayudar a vuestros seres queridos en vuestro país de origen enviando dinero a uno de nuestros 250.000 puntos de pago en todo el mundo, incluyendo las aldeas más remotas.