¿Enviar dinero a más de 140 países en cuestión de minutos? ¡Con Moneytrans es posible! Tanto si eres un particular o una empresa, ¡Realiza tus transferencias internacionales en línea y disfruta de las mejores tasas y comisiones desde ya! ¡Mejor que un banco! ¡Te ofrecemos un mundo de posibilidades!
951 01 55 01

info@moneytrans.eu

Mauricio Moro Pareto 2, 4º1, 29006, Málaga

Arriba

¡Ser solidario cuesta muy poco!

La solidaridad es una forma de entender la vida. Es una actitud que va más allá de las realidades individuales y se preocupa por las realidades de los demás. Pero, sobre todo, consiste en implicarse en ellas sin esperar nada a cambio. Y curiosamente el resultado es siempre el mismo: ¡uno siempre acaba recibiendo más de lo que da!  

Podemos encontrar la solidaridad en los pequeños gestos del día a día: en ese mensaje de apoyo a un amigo o conocido que está lejos de su familia, en un abrazo a tiempo ante una difícil situación, en esas camisetas que ya se te quedaron algo pequeñas o esos libros que ya te has leído y decidiste dar, en echar una mano a tu vecina del quinto con la compra o en donar sangre y convencer a tu grupo de que también lo hagan. Son actitudes que a priori pueden parecer cotidianas pero que a veces con las prisas y la rutina acabamos olvidando. Vivimos en un mundo interconectado, en el que nuestras acciones repercuten en los que nos rodean y lo mismo ocurre con las suyas. ¡Por eso, en una sociedad en la que nuestro destino está ligado al de los demás los pequeños gestos solidarios importan y mucho! 

 

Voluntarios, ¡agentes de cambio!

Si hay quienes a lo largo de los años han mantenido firme su compromiso con la solidaridad, ¡esos son los voluntarios! Y es que cada vez son más los voluntarios de asociaciones y causas sociales, medioambientales o animalistas que comparten con quienes más lo necesitan una de las cosas más preciadas en nuestros días: su tiempo. Pero no solo eso, también comparten sus conocimientos, sus experiencias y más de una sonrisa. 🙂 Y, aun así, al final del día se siguen sorprendiendo recibiendo el doble de lo que habían dado. ¡Quizá sea ésa la verdadera magia de la solidaridad!

Hacer voluntariado es una buena forma de empatizar y crear lazos con los que te rodean, ayudarles y aprender de ellos. ¡Pero, sobre todo, es la forma que tenemos de hacer el mundo un poco más sencillo a aquellos que no lo han tenido nada fácil! En Moneytrans creemos que no hay mejor manera de concienciarse que implicándose, así que hoy queremos animaros a que os impliquéis en este día visibilizando experiencias de voluntariado; en este caso, ¡las de nuestro equipo!

 

“Comencé a ser voluntaria a los 18 años y ya hace 6 años de eso. He pasado por asociaciones y organizaciones de todo tipo, he realizado tareas muy diversas, algunas eran tan solo durante un día, otras durante más de un año…. Pero todo ello tiene un punto en común: las ganas de hacer que el mundo sea un poquito mejor. Actualmente soy voluntaria en CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. Realizo interpretaciones y traducciones, acompañamientos al médico, comisaría…

Todas y cada una de las horas de mi tiempo dedicado a labores de voluntariado han merecido la pena y han sido muy enriquecedoras para mi desarrollo personal. El voluntariado me ha hecho ser la persona que soy hoy, hasta el punto de querer reconducir mi carrera para pasar de traducción e interpretación al ámbito de la cooperación internacional y poder así dedicarme a ello a tiempo completo.

Hay tantos tipos de voluntariado que estoy convencida de que cualquier persona, con un poco de voluntad por hacerlo, puede encontrar el que mejor se adapte a sus características y circunstancias. El haber nacido en un sitio u otro y de una forma u otra, nos condiciona de por vida y muchas personas no tienen la suerte que nosotros hemos tenido. Simplemente por eso, por haber nacido.

La solidaridad es un valor que todos deberíamos practicar más a menudo, porque nos hace más humanos. Te hace tener los pies en la tierra, ser más consciente de la realidad que nos rodea.

No os voy a engañar, ser voluntario requiere un gran compromiso con la causa y contigo mismo. Si, como en mi caso, os decidís a causas especialmente delicadas (acompañamiento a pacientes oncológicos y a refugiados…), hay ocasiones en las que la realidad que ves es tan dura que no te sientes con fuerzas para seguir. Si ese momento llegara, te recomiendo que le des la vuelta a la perspectiva: no pienses en lo que esa situación provoca en ti, porque al volver a casa tu vida seguirá siendo la misma. En lugar de eso, piensa en lo que tú puedes aportar a la persona que tiene esa dura vida. Porque a veces puedes, literalmente, cambiar la vida de una persona con un gesto tan sencillo como una sonrisa o una palabra de apoyo. Y ese instante en el que ves hasta qué punto has influido positivamente en la vida de esa persona, hace que tu mundo se pare y que todo merezca la pena… dando sentido a tu propia vida”. –  Paula Vera, Digital Channel Assistant.

 

“Estuve durante 3 años haciendo voluntariado antes de hacer la confirmación. Vengo de una familia que es católica donde la ayuda a los demás es un pilar fundamental. Fui a las Hermanitas de los Pobres y al Sagrado Corazón de Jesús, que es una residencia de ancianos en Málaga. Lavábamos los platos con las monjas, charlábamos con los ancianos y cantábamos villancicos para amenizarles las navidades. La primera cosa que aprendes es que todos terminamos igual, siendo más viejos y necesitando la ayuda de los demás. Y la segunda es que hay gente en el mundo que hace cosas por otros sin mirar de dónde vienen, ni siquiera sin son familia o no, y lo hacen sin esperar nada a cambio.

Yo recomendaría hacer voluntariado porque te enfrentas a una parte de ti mismo, a una parte de la vida que la gente no suele transitar ni vivir porque vive dentro de sí misma o su entorno. Y el voluntariado te enseña que formas parte de un mundo donde hay gente que sufre por muchos sitios, pero también donde hay gente que comparte sin importarle cómo te llames o cuál es tu origen. Y eso, eso es algo fundamental.” – David Ávila, Agent Care Specialist & Own Offices Commercial Manager.

 

“He sido voluntario en simulacros de rescate del grupo AK-2, en la cual apoyamos a los profesionales para que su labor sea lo más eficiente posible, como por ejemplo, ahorrando tiempo en determinados procedimientos que en situaciones críticas son de vital importancia, despejando la zona donde la víctima debe ser atendida por el personal sanitario, ayudando a crear una vía de entrada/salida a lugares de difícil acceso como cuevas o ríos, con apoyo aéreo con drones para tener una información lo más detallada posible del terreno en el cual se va a realizar la intervención, etc. De esta forma, aprendes a controlarte a ti mismo frente a situaciones de emergencia, evitando perder la calma, gestionando los recursos disponibles a tu alcance, ayudando tanto física como mentalmente a las personas afectadas.

Me aportó una satisfacción personal increíble el hacer posible que las personas afectadas en una situación de emergencia sean tratadas lo más rápidamente y de la mejor forma posible. Es muy reconfortante ver que esas personas se pueden recuperar gracias a tu ayuda, por mínima que sea. Hoy en día vivimos en un mundo demasiado egoísta en el que no nos importa nada ni nadie, hasta que te toca a ti. Por eso debemos concienciarnos de que una simple ayuda puede salvar vidas, algún día, puede que incluso la tuya.” –  Javier González, IT Moneytrans Hub Specialist.

 

“Durante los últimos 4 años he tenido la gran suerte de participar en la Gran Recogida de Alimentos que se celebra en Málaga cada navidad. El voluntariado consistía en recaudar, en la puerta de un supermercado asignado, comida no perecedera además de cualquier otra cosa que un bebé pueda necesitar. Durante esos dos días aprendí a ver el lado más humano de las personas que me fui encontrando en ese establecimiento. Cada entrada era una nueva persona con una situación particular mejor o peor, pero lo cierto es que fueron muchas las personas que quisieran aportar su pequeño grano de arena.

Recuerdo una conversación con una mujer a la que informaba de los productos que podría donarnos. Aquella mujer me respondió con una sonrisa que lo sentía pero que no eran buenos tiempos para ella tampoco. Yo le di las gracias y a los 10 minutos volvió a salir con la misma sonrisa, pero esta vez con una pequeña bolsa: “Esto es lo único que puedo daros”. Quizá a ella le supo a poco, pero lo que no se dio cuenta esa señora era la lección de solidaridad que nos acababa de dar a todos los allí presentes. Por eso, yo recomendaría hacer voluntariado. Porque lo que creemos que es solo un buen gesto, puede tener gran repercusión en la de aquellos que más lo necesitan.” – Adriana Vázquez, Digital Marketing Trainee.

 

La solidaridad es lo que nos hace más humanos, es la única garantía de que la sociedad progrese en la buena dirección: ¡unida! Por eso, debería ser un valor esencial extensible a toda persona, comunidad o entidad. Y en Moneytrans lo tenemos claro: ¡la acción social y la solidaridad son parte de nuestro ADN! 

 


En Moneytrans estamos aportando nuestro pequeño grano de solidaridad promoviendo acciones de voluntariado dentro de nuestro equipo. Pero también difundiendo iniciativas que fomenten la educación, el empoderamiento de la mujer y la integración mundial. ¡Siempre estamos abiertos a colaborar! ¡Descubre todas las acciones que llevamos a cabo y ¡ÚNETE A NUESTROS RETOS Y SÉ PARTE DEL CAMBIO!

#Unite4solidarity

No Comments
Add Comment
Name*
Email*
Website