¡Los 6 DYI que tu bolsillo estaba esperando!

Tabla de contenidos

En Moneytrans sabemos lo importante que es poder ahorrar un poco al final de mes para tu economía doméstica, ¡por eso hoy compartimos con vosotros algunos trucos que tu bolsillo agradecerá!

 

Ahorra con sencillos DIY

Muchas veces nos gustaría mejorar alguna parte de nuestra casa, comprar nuevas cosas o mandar un poco más de dinero a nuestros familiares, pero el presupuesto no está de nuestra parte. Por suerte, siempre hay alguna forma de reducir gastos con pequeñas acciones que tienen un mayor impacto del que creemos a final de mes. ¡El auge del DIY (“Do it yourself” o “Hazlo tú mismo”) ha hecho que muchas personas hayan podido ahorrar un poquito más y lo mejor es que hay un sinfín de ideas! Hay quienes hacen verdaderas obras de arte de cosas que ni podíamos llegar a imaginar. Aunque para los que no somos tan manitas, ¡compartimos contigo algunos DIY muy sencillos para ayudarte a ahorrar ese dinero extra!

 

Bolsa de la compra

Cada vez más establecimientos cobran las bolsas para fomentar la reducción de plásticos, pero llevando la tuya propia te irás ahorrando esos céntimos que van sumando más de lo que parece. Con este truco de DIY, podrás hacer la tuya propia sin necesidad de comprarla. ¿Cómo? ¡Muy fácil! Solo tendrás que elegir una camiseta vieja o que ya no te pongas y hacerle con unas tijeras un agujero un poco más grande a modo de asa y unos más pequeños en la parte inferior para que haya más espacio para los artículos que quieras guardar. ¡Y listo, no tardarás ni dos minutos en hacerlo y cuando te des cuenta habrás ahorrado unos cuantos euros!

Haz tu propio producto para la limpieza

En lugar de comprar infinidad de productos para cada tipo de superficie, mezcla agua con un poco de vinagre blanco y bicarbonato. ¡En la gran mayoría de los casos es suficiente con esos tres ingredientes! Además, los productos de limpieza que compramos suelen ser tóxicos tanto para nosotros como para el medioambiente y resultan más caros. ¡Con este tip estarás ayudando a tu economía y al medioambiente!

 

Envolver regalos con periódicos viejos

¿Por qué gastar dinero en envoltorios de regalos cuando podemos reutilizar material que ya tenemos? Utilizar periódicos o revistas que ya no vayamos a utilizar es una muy buena forma de darles una nueva vida a la vez que ahorras. También será una forma original de presentar tus regalos, ¡lo vintage está de moda!

Organizador reciclado

Piensa en todos los rollos de cartón de papel higiénico que gastamos al mes, es algo que todos tenemos y gastamos muy a menudo. ¿Y si pudieras hacer con ellos un organizador para guardar materia escolar, maquillaje o cualquier otro tipo de cosas que desees almacenar? Solo tienes que unirlos con pegamento o silicona y colocarlo en una superficie plana. ¿Se te había ocurrido alguna vez darle un uso tan práctico? La próxima vez, antes de echarlos a reciclar al contenedor del papel, piensa si no pueden servirte para algo como esto. ¿Se te ocurren más usos? ¡Compártelos con nuestra comunidad de residentes de origen extranjero!

Hucha reciclada

Y para lo que irás ahorrando puedes hacer muy fácilmente una hucha reutilizando un bote de cacao o leche en polvo. Solo hay que hacer una ranura en la tapa y… ¡lista para llenarla! Si tienes hijos, hacer este DIY con ellos será una buena forma de implicarlos y concienciarlos sobre la importancia del ahorro en casa.

 

Monedero reciclado

Ahorrar con un monedero que no te ha costado nada es toda una declaración de intenciones. ¿Cómo puedes hacer tu propio monedero para guardar tu efectivo y tarjeta Smile? Muy sencillo, toma un brick de zumo o leche que se haya acabado y recórtalo por arriba y abajo para que quede abierto. Una vez cortado, dóblalo como se ve en la foto. Por último, decóralo como más te guste: pégale una tela para que te dure más tiempo, ponle un poco de cinta adhesiva o añade accesorios que le den un toque original. ¡Deja volar tu imaginación!

Otros DIY que te ayudarán a ahorrar

¡Si te sientes más creativo, hay todo tipo de DIY en internet! Los hay quienes se atreven a hacer cortinas con chapas de botellas, mesas con latas de refrescos, bolsos con anillas de esas mismas latas, rellenos de cojines con calcetines limpios que ya no uses y un sinfín de ideas que demuestran que hay muchas cosas que podemos hacer nosotros mismos y no necesitamos comprar. Cambiar nuestros hábitos de consumo y elegir la opción más inteligente será de gran ayuda para nuestro bolsillo cuando nos demos cuenta.

Además, este consejo puedes aplicarlo a cualquier ámbito de tu vida, ya sea en casa, en la tienda en la que vas a comprar o a la hora de elegir la cuenta que más se ajusta a tu presupuesto. ¡Piensa como un ahorrador y actuarás como un ahorrador!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados