Conoce a la colombiana Juliana Maruri, ganadora del Premio al Emprendedor Social

Tabla de contenidos

Hoy, en el Día Mundial de la Mujer Emprendedora, nos enorgullece compartir con vosotros la visión de Juliana Maruri, la ganadora a mejor proyecto social en la última edición de los Premios Moneytrans al Emprendedor Inmigrante.

Esta colombiana afincada en España estudió diseño y gestión cultural, pero fue su compromiso por las cuestiones medioambientales el que la llevó a emprender su idea ganadora: Bagloop, una producción responsable de bolsas reutilizables y un reclamo al consumo crítico. En su proyecto aplica criterios que son fundamentales para ella: el bienestar del planeta y el bienestar de las personas proporcionando oportunidades laborales a personas en riesgo de exclusión. ¡Hoy conocemos más sobre ella como mujer emprendedora!

 

¿Qué significa para ti ser mujer emprendedora?

Luchar contra todo. Es bonito y duro a la vez y siendo mujer cuesta el doble, por temas como la conciliación familiar y otras muchas barreras que nos ponen a las mujeres. Por eso mi emprendimiento también busca apoyarlas, porque es bien duro. De hecho, el 90% de las personas que colaboran con el proyecto son mujeres. Además, las mujeres, por su visión, tienen un espectro muy amplio de las oportunidades frente al modelo tradicional de negocio, lo cual es muy positivo.

 

¿Qué te llevó a emprender?

Tengo una mente muy inquieta, desde siempre me gusta generar proyectos e ideas. Con este emprendimiento en concreto quería crear algo distinto a las malas praxis que se observan en el mercado.

Me cuesta estar de brazos cruzados mientras sigue el consumismo y el business as usual. Si no hacemos algo por cambiarlo, generando nuevos proyectos e ideas, vamos mal. Bagloop defiende mi estandarte ideológico y surgió también para dar oportunidades de trabajo a otras personas con dificultad de inserción laboral.

 

Considero fundamental que cada emprendimiento ponga en primera instancia a las personas y así el medioambiente lo está también, porque nuestro bienestar depende de él. Emprender sin considerar el planeta es un error enorme. Debemos poner en foco en la restauración, que va un paso más allá de la sostenibilidad. Así lo podemos sacar adelante entre todos. – Juliana Maruri

 

¿Qué es lo más difícil de emprender tu propio proyecto? ¿Y qué es lo mejor que te ha dado emprender?

Ser tu propio jefe. Eres mucho más tirano contigo que cualquier jefe. No pones límite al tiempo que le dedicas. Eres muy exigente contigo mismo, pero es necesario para sacar el proyecto adelante. Es muy complicado ponerte límites a ti mismo.

Lo mejor, la gente tan linda y el ambiente tan bonito que me ha permitido conocer. Personas con las mismas inquietudes… Puedes cambiar las cosas cuando aprendes a jugar dentro del mismo sistema. Así es como se genera un mayor impacto, tanto en las personas como en los espacios.

 

¿Los sueños se cumplen?

Sí, pero no tal y como los idealizamos. Se presentan difusos y llenos de situaciones extrañas. A veces se cumple una parte y no otra… es la esencia misma del sueño, no es lineal. Mi sueño es salvar el planeta. No lo lograré como tal, pero tal vez sí muchos mini planetas. Aunque pongas toda tu fuerza en lograr algo, puede que el entorno no te acompañe. Si consigues cambiar una parte de ti, ya es algo valioso.

 

¿Cuál es el mejor consejo que te dieron cuando quisiste emprender? ¿Y cuál darías tú a otras mujeres que se encuentran en ese mismo proceso?

No sé si el mejor, pero desde luego uno que no había considerado antes hasta ese momento: cuando creas un negocio tienes que pensar también en cómo terminará. Eso te evita varios problemas, porque te anticipas. No es en el sentido negativo, sino práctico. Te lleva a pensar, por ejemplo, cómo solucionar futuros problemas con proveedores…

Mi consejo: no duden en hacerlo. Siempre es una ganancia la experiencia. Y que se apoyen en las personas que tienen cerca. Emprender es muy duro anímica y económicamente. Es muy importante construir y buscar redes de apoyo, de modo que si te caes tengas a alguien para levantarte y volver a darte impulso.

 

¿En qué punto se encuentra Bagloop?

Bagloop promueve la reutilización, con lo cual va en contra de la parte más comercial del comprar y recomprar una y otra vez el mismo producto. Defender la ética de la reutilización nos dificulta precisamente encontrar un equilibrio que nos permita mantenernos. Además, siguiendo nuestros valores, la producción está centralizada en España y cuenta con talleres sociales, lo cual hace que nuestro producto salga más caro comparado con otro de marca blanca que no tenga en cuenta criterios sociales y ambientales.

La crisis sanitaria supuso un golpe fuerte a mi emprendimiento. El covid es también la pandemia del plástico de un solo uso, lo cual también ha supuesto un problema añadido a mi proyecto. Antes distribuíamos a unas 10/15 tiendas online, de las que la mayoría se han visto obligadas a cerrar por la pandemia. Por todo eso nos encontramos actualmente en un momento de parón, reinventándonos para poder seguir adelante. Estamos incluyendo, por ejemplo, estampados a mano para desmarcarnos. Estamos redefiniendo la estructura de la nueva línea.

 

 

El espíritu emprendedor y el de millones de mujeres que como ella decidieron poner en marcha su propio negocio, suponen no solo un ejemplo de determinación y coraje, ¡sino también una contribución esencial a la visibilidad y empoderamiento de las mujeres en el ámbito empresarial!

En Moneytrans creemos firmemente que crear un mundo mejor es posible. ¡Descubre más iniciativas como esta en Making People Smile!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados