¿Qué puedo hacer si mi IBAN no es aceptado en transferencias SEPA?

Tabla de contenidos

¿Quieres enviar dinero a tus seres queridos y tu IBAN ha sido rechazado? ¿No sabes cómo resolver el problema? ¡Descubre todo lo que necesitas saber en unos minutos para que tu transferencia pueda realizarse!

 

¿Qué es un IBAN?

Cuando abres una cuenta corriente, te encontrarás con la palabra IBAN, sobre todo cuando quieras hacer transferencias bancarias. Pero, ¿qué es el IBAN?

El IBAN (International Bank Account Number) es el código de identificación de su cuenta corriente, es decir, es como su «matrícula» o identificador. En efecto, el IBAN define su identidad bancaria a nivel internacional (entre los países miembros de la SEPA, Zona Única de Pagos en Euros). Siempre contiene entre 14 y 34 dígitos, según el país de origen, y le permite realizar transacciones bancarias internacionales de forma segura.

El IBAN se compone del código del país de origen, una clave de control de dos dígitos, el código bancario de ocho dígitos y su número de cuenta de 10 dígitos. Por ejemplo, si su IBAN es de Bélgica, tendrá esta forma BE XX XXXXXXXX XXXXXXXX.

Pero, ¿dónde encontrar su IBAN? El IBAN aparece sistemáticamente en sus extractos de cuenta, en su talonario de cheques o en el extracto de identidad de su entidad financiera. Por ejemplo, en el caso de la Cuenta Smile, podrás consultar tu IBAN rápidamente en la aplicación Moneytrans, en la pestaña «cuenta»:

 

 

Discriminación por IBAN

Puede ocurrir que tu IBAN sea rechazado durante una transacción bancaria sin razón aparente en cualquier país de la zona SEPA. En este caso, es importante saber que, según el artículo 9 de la directiva europea n°260/2012, las personas o la empresa responsable de la denegación (comerciantes, empresarios, etc.) están infringiendo precisamente esta ley. En efecto, si la denegación se basa en el origen del IBAN, las sanciones en las que desembocan pueden ser muy graves para los autores.

La cuestión sigue siendo cómo identificar cuándo se es víctima de la discriminación del IBAN. Pongamos algunos ejemplos para identificar claramente esta situación:

Si estás intentando pagar la factura de la luz a tu compañía energética y te rechazan el IBAN por tu origen, está ante un caso de discriminación por el IBAN.

Si quieres domiciliar un recibo pero la empresa en cuestión se niega porque no es un IBAN nacional. Por ejemplo, si estás en España y te exigen un IBAN que empiece por ES pero, tu IBAN comienza con BE (Bélgica), a efectos legales no podría rechazar tu IBAN belga.

Por último, el número de caracteres del IBAN puede variar en cada país pero, aunque el número de caracteres de tu IBAN sea mayor o menor al del IBAN nacional, siempre deben garantizarte que puedas introduces tu IBAN para no ser discriminado.

 

¿Cómo se puede remediar esto?

Si eres víctima de esta «discriminación del IBAN», tendrás que alertar a las autoridades nacionales competentes para que transmitan tu queja. Para ello, deberás seguir varios pasos sencillos:

1. Escribe una queja formal a la persona o empresa responsable de la discriminación del IBAN y especifica lo que está mal en tu situación.

2. Si esta queja no es suficiente para conseguir una solución, deberás escribir a la autoridad competente de tu país residente explicando detalladamente tu situación.

Para cumplir con tu queja, tendrás que aportar algunos documentos:

  • Tu nombre y apellidos.
  • Tus datos de contacto (dirección postal, número de teléfono, dirección de correo electrónico, etc.).
  • El nombre de la persona/empresa responsable.
  • Un breve resumen de la situación.
  • Pruebas (por ejemplo, capturas de pantalla) de la denegación de tu IBAN.

¡Ahora ya sabes todo sobre la discriminación por IBAN! Si necesitas más ayuda, nuestro equipo de Atención al Cliente será tu mejor aliado. ¡Contáctanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos recientes

Categorías

Artículos relacionados